El Llamado de volver a Casa

September 22, 2018

Se que muchos han estado sintiendo en los últimos años un llamado como de volver a casa, y estando en casa nos preguntamos: pero entonces a donde debo ir? Debo buscar mi comunidad o tribu? Mudarse a otro país?

Podemos viajar, buscar afuera, pero en realidad este llamado viene desde nuestro corazón y lo que nos indica es que debemos volver allí. Pero si nuestro corazón está en nuestro cuerpo, cómo es esto?

Es que hemos olvidado quienes somos y qué vinimos a hacer. Ante tanta información y programación nos perdimos en el camino, buscando esa ilusión que nos inculcaron a través de los medios, la publicidad e incluso la educación tradicional.

Hoy llega el momento de reencontrarnos, cuidar nuestra nave,y nuestro cuerpo. Cuando comencé a trabajar con las abejas hubiera querido que alguien me dé un consejo sano, usa cinturón con tirantes para levantar pesos, cuida tu columna que es un trabajo duro.

Hoy soy yo quien da un consejo a los seguidores que están iniciando su relación con las abejas, usen palo santo en el ahumador, no ahoguen a las abejas con humo ni dejen que el mismo humo llegue a los marcos con miel para cosechar. Jamás olviden llevar humo cuando vayan a hacer cualquier actividad de manejo con las abejitas, por mínima que parezca. También usen mascarilla siempre que puedan, sobretodo en jornadas largas. Volvamos a casa sanando la relación con nosotros mismo, nuestro cuerpo y nuestras emociones.
Igualmente las abejas, luego de décadas de ser explotadas, industrializadas, maltratadas e incluso manipuladas genéticamente para “mejorar” su producción (cuando han sido perfectas por milenios), hoy ellas claman por volver a casa y sanarse.

Fue hace un año más o menos luego de uno de los inviernos más fuertes, que los enjambres de verano en Bee Farm comenzaron a rechazar las cajas, habíamos puesto llantas por debajo para elevar la altura de las colmenas, ya sentíamos que querían un altar particular cada una. Pero lo que pasó es que ellas se salían de las cajas y se iban a las llantas, buscando el calor en ellas y algo similar a su hábitat habitual, un hueco en un árbol o una cueva donde ellas puedan sentirse mas a gusto.

A partir de esto comenzó mi interés en devolverles en parte su forma original, brindándoles un hábitat más acorde, así llegaban a mi mente imágenes de formas distintas como en la antigüedad se tenía a las abejas, y comenzó otra aventura. Mi primer canasto para abejas lo tejí en una noche, improvisando con paja porque había un enjambre muy expuesto en el frío. A las abejas les encantó y dijeron que siga experimentando porque ese les quedó pequeño para su gran productividad, afán de crecer y multiplicarse.

 

Así que seguimos hasta llegar a los primeros prototipos. Es gracioso como en el egocentrismo humano la pregunta típica ante este nuevo hogar para las abejas es: y cómo les sacas la miel??


Siempre estamos pensando de una manera extractivista, es como si tienes abejas debe ser para explotarlas, sino para que?

 

Entonces aquí viene mi respuesta:
Las abejas pidieron casas redondas, porque en las cajas cuadradas sienten frío y la constante manipulación humana, abriendo y cerrando colmenas(cajas) todo el tiempo, hace que se rompan sus estructuras y barreras de propóleo (sistema inmune externo), que sirve para sellar las colmenas y formar una barrera contra microorganismos y patógenos. Por ello, las abejas están cada vez más expuestas a virus hongos y bacterias. Estas casitas son para los verdaderos guardianes que no solo quieren miel, sino también quieran aportar a que las abejas recuperen su SALUD y su FUERZA.


Las abejas no solo nos regalan miel cuando hay buen flujo de néctar y sol, también son seres protectores que activan el éter con su polinización y como resultado existe el color, la diversidad de frutas y legumbres, tener abejitas en nuestro jardín nos permite ver cómo se regenera el hábitat y se va llenando de más y más flores y frutos.

 

La mayoría de la gente desconoce la capacidad de las abejas de ELEVAR nuestra vibración, ya que ellas en sí son los seres de más alta vibración. Me ha pasado en tiempos de profunda debilidad y dolor que solo pararme en el centro de un enjambre me ha sanado, solo su vibración, su amor, su perfección me han inspirado a seguir.

Existen infinitas posibilidades con las abejas en el altar de un jardín, una de mis favoritas es la posibilidad de contemplar su trabajo: entrar y salir, su vuelo, su perfecto aterrizaje, mas aún cuando tienen más peso del esperado en sus patitas con bolitas de polen. Tener una colmena en nuestro jardín sanará nuestros pulmones porque al meditar cerca podemos sentir y respirar el olor que proviene de su exhalación, un olor a abeja, cera y miel que tiene más propiedades curativas de las que nos imaginamos.

 

Creemos que la miel es la medicina más poderosa, otros que la jalea real, otros que el veneno, pero en realidad es la mera presencia de las abejas en nuestro jardín lo que nos sanará al obligarnos a estar presentes, con devoción y respeto, soltando a veces el control para sumergirnos en el aroma más rico que puede existir, la respiración del superorganismo más perfecto que puede existir.

 

Hoy tenemos suficientes colmenas, los canastos servirán como nidos de donde se multiplicarán enjambres que posteriormente se pueden usar para la producción de miel, siempre pensando que son ellas quienes nos manejan, no nosotros quienes las manejamos.

 

Si las abejas llegan a tu vida, ellas te eligen, no fuerces, no busques lo que no es para ti. Peor si es por ambición, pues las abejas tienen peculiares formas de enseñarnos humildad.

 

Si quieren convertirse en guardianes compren un canasto, investiguen e inicien una relación sagrada con ellas y poco a poco ellas te irán enseñando, comunicando a su manera que necesitan y que necesitas tu para volver a casa. En ese camino estamos muchos.

 

Las abejas están clamando por volver a ser reverenciadas como lo que realmente son un símbolo del Sagrado Femenino, del trabajo Sinergico, de amor y de Unidad, ellas nos llaman a volver a nuestro centro para poder sanarnos, y sanos poder asistir a otros. Por que el fin sin lugar a dudas es regresar a casa, volver a la UNIDAD. 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

September 22, 2018

September 2, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2018 By Bee Farm Ecuador